Gladys

Soy Gladys Meliá, provengo del gran Buenos Aires Argentina, donde viví hasta los 19 años. Luego viajé por el mundo y viví en Asia, especialmente en Pakistán. En 2001 llegué a España, y desde entonces Barcelona es mi hogar.

Soy recepcionista de noche, y hago las mismas tareas que Albert, mi compañero. Durante mi jornada preparo el planning de llegadas para el día siguiente, gestiono las reservas que llegan y respondo e-mails respondiendo las dudas o consultas de nuestros clientes. También recibo a los clientes que llegan por la noche.

Mientras los clientes duermen nosotros estamos alertas para que todo continúe sin incidentes y que tengan un buen descanso. Si alguien necesita desayunar antes de la hora, preparamos su desayuno con todo esmero.

Lo que más me gusta del Hotel Curious son los murales en las cabeceras de las habitaciones. Su ubicación es privilegiada, puedes ir a muchos lugares andando y el metro te lleva a otros muy fácilmente.  Las pocas habitaciones que hay por planta crean un ambiente relajado y de tranquilidad en el que los clientes pronto se sienten como en casa. El perfecto oasis en una ciudad tan dinámica como Barcelona.

Por otro lado hay algunos aspectos que mejoraría; sería interesante tener un dispensador de hielo. También estaría bien poder ofrecer a nuestros clientes botellas grandes de agua.

Lo que más me gusta de Barcelona es que el sol brilla casi todo el año. Tiene una excelente red de transporte público que hace que la montaña y el mar estén conectados en menos de una hora. El barcelonés está acostumbrado a las diferentes culturas, y siempre que pueda te ayudará a situarte en esta magnífica ciudad. Por último, la arquitectura e historia de Barcelona me tiene fascinada.

Recomiendo especialmente visitar la iglesia de Santa María del Mar, del gótico catalán construida con el dinero de los pescadores y acabada en tiempo récord, 55 años. El barrio judío de Call y la sinagoga Mayor de Barcelona, la segunda más antigua de la ciudad. También me gusta la arquitectura de Gaudí.

Me gusta mucho la gastronomía catalana, por lo que siempre recomiendo comer en el restaurante Julivert Meu, situado a pocos minutos del Hotel Curious.

Leave a Comment